viernes, 11 de noviembre de 2011

A jugar!!! al monopoly

No sé si os pasa a las que tenéis hijos de diferentes edades que al final, como son los pequeños los que necesitan más atención y cuidados, sin querer vas despistando a los mayores que acaban reclamando tu atención de diversas maneras.

Si además son niños, pueden pasar horas detrás de una pelota y ni te enteras de que están. Creo que la mejor manera de acercarme a mis hijos es por el juego y claro, una se pone de vez en cuando a regatear, de portera, o de lo que haga falta (tranquila mami, que te tiro flojito,...) pero si os soy sincera, esto de lanzarme en plan Casillas, pues como que no. Así que busco juegos de toda la vida con los que disfruté de niña a ver si hay suerte y también les va a ellos.

Archivo:German Monopoly board in the middle of a game.jpg

Uno de los que más éxito ha tenido en casa ha sido el monopoly. Está claro que este juego no necesita presentación alguna. A mi Geniecillo se lo regalaron las navidades pasadas, con 7 años recién cumplidos. Entendió las reglas del juego a la primera y se enganchó enseguida gracias a la típica suerte del principiante, que le hizo arrasar en su primera partida.
Pasamos todas las navidades jugando a este juego.

Ahora, que ya han vuelto las tardes frías y anochece tan temprano, ahora que donde mejor se está es calentitos en casa con la calefacción puesta y dejando que el frío se pasee a sus anchas por el jardín sin importarnos, ahora hemos vuelto a rescatar los juegos de mesa. Y nos lo estamos pasando genial.

4 comentarios:

Jirafa dijo...

Todo un clásico que sirve para cualquier generación.
Es fascinante poder enseñarles algo con lo que disfrutamos de pequeños y ahora con el frío es de los mejores planes.
Saludos de la jirafa

Frikimami dijo...

Que guay, espero que mi peque tambien salga monopoliero

Beatrice dijo...

En casa, que recuerde, el primer juego de mesa que cuajó fue el Gran Lince. Fácil de jugar desde los 3 años, sólo hace falta atención y rapidez. En esta casa es un clásico, los más pequeños están enganchados. Otros con los que se divierten los mayores de 7 a 13 es con el Cluedo, el Inca o el Estratego.
Recuerdo que en mi casa de niña se jugaba al Monopoli casi todos los domingos, hasta que nos regalaron el Juego de La Bolsa, y eso para mi fue el descubrimiento de mi vocación de mayor, ¡qué bien lo pasaba!.
Es un acierto aficionar a los hijos a los juegos de mesa, porque entretienen un montón cuando no se puede salir de casa y une a la familia, aunque sólo sea para discutir sobre si se hace trampas o no.

mistrucosparaeducar dijo...

Jirafa, sí, es una gozada jugar con nuestros hijos a nuestros juegos de cuando éramos niños.
Frikimami, eso era lo que pensaba yo, y ya ves, tuve suerte!
Beatrice, no conocía el Gran Lince, pero creo que me va a ir genial. Y me encanta el cluedo!! qué ganas de jugar!, este cae fijo. Gracias por compartir.

l

l
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...